La cirugía ideal para acabar con esos kilos extra. Es ideal para eliminar la adiposidad localizada que no se va con dieta o ejercicio, sino que necesita de ese extra. En este procedimiento se realizan pequeñas incisiones y se introducen cánulas para la extracción de la grasa. ¿Has pensado en realizarte este procedimiento para finalmente eliminar ese tejido graso que tanto te molesta y que ha sido imposible que quitar a pesar de los esfuerzos? Entonces no puedes perderte lo que tenemos para decir, continúa leyendo que te vamos a contar algunos tips sobre esta intervención.

Cuidá tu alimentación en el preoperatorio. Recordá que para una cirugía de esta categoría siempre el medico pedirá un chequeo de laboratorio y será primordial que el paciente no tenga anemia para poder continuar con el proceso.

Tené en cuenta que no basta con la cirugía. Quien esté dispuesto a someterse a la intervención debe estar consciente de que tiene que cambiar sus hábitos, incluir una dieta y sana y una rutina de ejercicios constante para que los resultados puedan mantenerse en el tiempo. De lo contrario, los kilos perdidos rápidamente volverán a recuperarse y se habrá perdido todo el tiempo, el dinero y el esfuerzo tanto del paciente como de los médicos tratantes.

Es mejor realizarse la cirugía en invierno, pero no obligatorio. Se trata más de una cuestión de comodidad puesto que el paciente deberá utilizar una calza y una faja durante todo el mes post operatorio porque con el calor del verano podría ser algo abrumador tener que abrigarse tanto. Sin embargo, se puede realizar la intervención en cualquier fecha del año puesto que no existe ninguna razón medica u otro impedimento para que se realice en determinada estación.

La lipoaspiración (leer más) es recomendable únicamente para grasa localizada, no para pacientes que necesiten rebajar demasiado peso. El tope de grasa a lipoaspirar hasta un punto saludable es entre 3 y 5 kilos. Por lo que si el sobrepeso de la persona es superior a esa cantidad deberá primero hacer una rutina de ejercicios y establecer una dieta saludable para alcanzar un peso cerca del deseado y que la cirugía se trate solamente de eliminar aquella grasa realmente imposible que quitar.

Si además tenías en mente unos implantes de glúteos también podés recurrir al método de transferencia de grasa. Sin embargo, algo que debes saber y que normalmente no te cuentan es que no son para siempre y que estos retoques serán necesarios de nuevo pasado un tiempo, puesto que la grasa es reabsorbida por el organismo.

Si querés saber sobre esta cirugía y sus cuidados en el pre y post operatorio siempre podés visitar la web de CEQ Del Plata. Recordá que solo los expertos pueden asesorarte para tomar la decisión correcta y encontrar el tratamiento que se adapte a tus necesidades.

Por ejemplo, para un buen post operatorio se recomienda el drenaje linfático, ultrasonido y láser de baja intensidad. Sin embargo, solo conversando con un experto podés estar seguro de cuáles son los cuidados que necesitas antes y después de realizarte una intervención de esta categoría.

Esperamos que te hayan sido de utilidad nuestros consejos y que nos leamos por aquí en una próxima oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *