Desde que Internet se convirtió en parte de nuestra vida cotidiana, cada vez más productos y servicios son ofrecidos por este medio. Si bien existen opciones de muchísimos rubros, el público en general suele utilizar el método de compra online para pedir delivery, comprar viajes o incluso para conseguir productos de uso cotidiano, la oferta se ha ampliado muchísimo. Uno de los mercados que se han abierto con esta posibilidad es el de la farmacia virtual, servicio que están ofreciendo muchas de las grandes cadenas del país.

Sin embargo, el sólo hecho de pensar en una farmacia online puede confundir a muchas personas. No por el formato de compra, que es muy similar al de otros productos, si no porque no saben cuál es el límite de lo que se ofrece para el público en general. Para ayudar a aclarar dudas, este artículo va a contar un poco sobre el nuevo mundo de las farmacias virtuales, qué se puede comprar en ellas y cuál es la ventaja que tienen por sobre su contraparte física.

¿De qué se tratan las farmacias online?

Tal como su nombre lo indica, la farmacia online es una tienda virtual que ofrece la mayoría de los productos que se consiguen en el local. La gran ventaja de este formato es que no hace falta tener que acercarse a una en caso de necesitar algún producto de allí; a través de una página de internet, app dedicada, o mediante los diferentes servicios de delivery que se encuentran activos en el país es posible acceder a esos productos.

¿Qué puedo comprar en una farmacia online?

Las grandes cadenas de farmacias suelen ofrecer, además de medicamentos, insumos médicos o productos de perfumería, comestibles, productos de belleza y bebidas, entre otras opciones. Por lo general, la mayoría de estas opciones están disponibles en la versión virtual de estos negocios. La diferencia es que, al ser básicamente una tienda online, no es posible pedir referencias o consultar por alternativas de productos o medicamentos en caso de que alguien lo requiera.  

        

¿Es posible comprar cualquier medicamento en una farmacia online?

A partir de la emergencia nacional por la pandemia de COVID-19, por primera vez en el país se autorizó la venta de medicamentos recetados mediante prescripción médica digital, una foto de la receta en papel o incluso mediante e-mail. Eso permite que las personas que necesitan medicación, tanto crónica como a demanda, puedan contar con ella sin la necesidad de salir de sus casos. La única excepción a esto son los medicamentos con receta archivada, cómo los psicotrópicos, ya que la farmacia debe contar con una copia física por cuestiones legales.         

¿Las farmacias online van a reemplazar a las físicas? Difícilmente suceda que las farmacias virtuales vayan a reemplazar a sus contrapartes físicas. Más allá de que es un modelo que puede ayudar en muchos aspectos, hay personas que siguen prefiriendo acercarse a su farmacia de cabecera por diversas razones. Si bien es cierto que muchos rubros se ven afectados por la presencia de alternativas online, es muy poco probable que las farmacias vayan a verse comprometidas por este nuevo paradigma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *