Limpiar los vidrios de casa, de un negocio y ni hablar cuando se trata de los ventanales de los edificios, puede ser con seguridad una tarea titánica, ya que lograr que queden espectaculares, sin manchas ni marcas, en definitiva, impolutos, puede ser una misión imposible.

Pero, ¿sabés qué? Venimos a darte buenas noticias: existen maneras de lograr el objetivo de tener vidrios que parecen no estar allí de lo impecables que podés dejarlos. Una de las opciones, claro, es contratar a profesionales que puedan hacer el trabajo por ti, como por ejemplo a Star Union quienes son expertos en dicha tarea, contando con todos los productos y elementos necesarios para hacer un trabajo impecable, pero también, si querés hacer el trabajo con tus propias manos, existen otras alternativas sobre las cuales te dejamos todos los detalles a continuación, para que te conviertas en un experto en limpieza de cristales.

Con papel de diario, ¡sacale brillo a tus ventanales!

El papel de diario es excelente para arrastrar la suciedad, y al mismo tiempo, sacarle el máximo brillo a la superficie que estés intentando dejar reluciente, sin que quede pelusa o algún tipo de rastro en cada pasada.

El producto escogido también importa

Es fundamental que la tarea de limpieza de los cristales de ventanas y ventanales se lleve a cabo con productos adecuados. En el mercado podrás encontrar una serie de químicos para tal fin, pero también vas a notar que no todos ofrecen los resultados deseados, ya que, por ejemplo, cuando pasás el paño o papel sobre los vidrios, estos quedan veteados. Entre los productos más recomendados se encuentran los limpiavidrios (escogé marcas reconocidas) y el alcohol de quemar. También podemos recomendarte las siguientes opciones:

  • Vinagre: además de ser un magnífico limpiador, es perfecto para combatir hongos y bacterias. Es una excelente alternativa para evitar el uso de químicos que pueden producir efectos adversos para tu salud y la del medio ambiente. Para hacer uso de este “producto”, tenés que mezclar media taza de agua caliente + media taza de vinagre; podés incorporarlo en un rociador, ¡y manos a la obra!
  • Jugo de limón: otro limpiador natural que garantiza grandes resultados. Lo único que tendrás que tener en cuenta, es que no caiga en el jugo ni una pizca de pulpa, ¡porque el resultado en tus vidrios será horrible! Sumado a ello, te recomendamos usar guantes, ya que puede manchar tu piel.
  • Bicarbonato: si mezclás tres cucharadas de bicarbonato en una taza de agua caliente, obtendrás la solución perfecta para tener vidrios brillantes e impolutos. Al finalizar la limpieza, lo recomendable es que pases un paño de microfibra o un periódico sobre los vidrios ya limpios.

Hay que saber escoger la hora del día correcta para realizar este tipo de limpieza

Seguramente te ha sucedido que tras hacer la limpieza pertinente de los cristales, creíste haber realizado un trabajo perfecto, pero al día siguiente te encontrás con rayas y marcas que distan mucho de ofrecer el aspecto que esperabas tras tu arduo trabajo. No podés dejar de preguntarte, ¿pero si ayer se veían magníficos? Bien, te garantizamos que con seguridad hiciste un buen trabajo, pero escogiste mal el momento del día para ejecutarlo, ¿por qué? Porque lo ideal es hacerlo en horarios en que hay sol y una temperatura adecuada para que los cristales se sequen solos y de manera rápida, por la evaporación de agua.

Si aun sabiendo cómo hacer un buen trabajo, considerás que es demasiado para vos, te invitamos a ingresar a https://starunion.com.ar/donde-limpiamos/consorcios.html. en donde encontrarás información sobre una reconocida empresa que podrá ayudarte con esta labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *